RESUMEN

Este artículo pretende describir desde un contexto empresarial las herramientas, conceptos y fundamentos para iniciar un emprendimiento.  Es un paso a paso de cómo podemos lograr entender la ruta que debemos conocer, determinando las razones para lograr el conocimiento como instrumento de productividad y resultados, entendiendo como funcionan las competencias o habilidades duras y las competencias o habilidades blandas en nosotros, sumadas a la generación de valor como clave para lograr el crecimiento que todos buscamos. Para lo anterior me apoyé en una revisión bibliográfica a manera de referencia de emprendedores, empresarios exitosos, así, como mi referencia y de mi propia experiencia, además de la revisión documental para identificar los aspectos claves que se desarrollan en un contexto real para la creación de un emprendimiento exitoso, así como de las disciplinas administrativas y financieras con los procedimientos propios de la gestión empresarial. Las variables más importantes que debemos tener identificadas, definidas, claras para nuestro emprendimiento son entre otras: el conocimiento, o formación formal o la autoformación Técnica. La información específica del negocio que vamos a emprender, los detalles del proceso de prestación del servicio o de fabricación del producto, la competencia, los canales de acceso a los mercados donde esta nuestro producto,  los proveedores, las condiciones de calidad, el precio de mercado, entre otras variables del bien o servicio y el capital de trabajo para iniciar el negocio. Este último, en varias oportunidades, se sobrepone a los dos anteriores y no debe ser así, hoy es posible iniciar un negocio con muy poco capital de trabajo, pero la realidad es que, en la mayoría de los casos, las dos anteriores deben primar sobre el capital de trabajo o el capital semilla para iniciar un emprendimiento como también se le llama. En este sentido, se busca argumentar la propuesta de que es posible que un emprendimiento se convierta en una alternativa que se construye con pocos recursos, pocos medios,  en el tiempo, con dedicación, con el mayor  conocimiento y experticia posible, es en estas últimas dos razones donde está la gran diferencia para el éxito de un emprendimiento.   

 

ABSTRACT

This article aims to describe the tools, concepts and fundamentals to start an entrepreneurship from a business context. It is a step by step on how we can understand the route that we must know, by determining the reasons to achieve knowledge as a productivity instrument and results. Understanding how soft and hard skills work in us, added to the value generation as the key to achieving the growth that we all seek. In order to support this article, I used bibliographic references of entrepreneurs, successful businessmen, as well as my reference and knowledge of my own experience. In addition, I reviewed documents to identify the key aspects that are developed in a real context of a successful entrepreneurship, administrative and financial disciplines, as well as typical business management’s procedures. There are three important variables that we must identify and define for entrepreneurship. First, knowledge and self-training or technical training. Second, the specific business information we are going to undertake, such as the details of the process of providing the service or manufacturing the product. Likewise, the competition and the channels of access to the markets where our product is. Also, the suppliers, the quality conditions, the market price, among other variables of the good or service. Third, the working capital for starting the business. The latter in several opportunities overcomes the previous two and it should not be like that, today it is possible to start a business with slight working capital. It is clear that the previous two prevail over working capital or seed capital to start a business. Finally, entrepreneurship seeks to argue the proposition that it is possible that an entrepreneurship is an alternative that is built with; few resources, few means, with time, with dedication, with the greatest possible knowledge and expertise. It is in the latter where the great difference is for the success of an entrepreneurship.

 

 

INTRODUCCIÓN

Uno de los retos más importantes de nuestra vida es definir las acciones que debemos tener en cuenta para lograr nuestra libertad financiera, recuerden que de lo que hagamos hoy dependerá nuestra calidad de vida futura, por esa razón para dar este primer paso debemos pensar y ser diferentes, ser soñadores y tener claro lo que vamos a realizar, colocando toda nuestra atención, capacidad, voluntad, conocimiento y dedicación.

Vamos a analizar las situaciones de cómo podemos realizar nuestro emprendimiento, iniciando por entender cuáles son las variables controlables y las no controlables, como el punto de partida, pero teniendo en cuenta que los resultados, aunque hay muchas variables no controlables, que no dependen de nosotros, siempre los resultados dependerán de nosotros.  En la historia siempre ha sido posible crear empresas sin grandes recursos y hay casos donde se ha dado inicio a muchas empresas sin capital de trabajo y se ha llegado a tener sólidos conglomerados empresariales y fortunas.

En el desarrollo del documento vamos a demostrar que debemos concentrarnos en la productividad: esta es  la relación entre los medios utilizados para producir  y lo que se produce, es buscar producir más con menos, esta es la clave de la riqueza, del rápido crecimiento de las empresas,  aquí esta lo más importante si queremos lograr buenos emprendimientos exitosos  debemos producir  más  con menos,  la productividad se debe identificar y es necesaria tenerla en cuenta porque es el motor que va a permitir la generación de valor o de riqueza de nuestro emprendimiento.

Otra herramienta importante es la de construir o conocer nuestro plan, el detalle de cada uno de los pasos y procesos, con conocimiento podemos mejorar nuestra técnica de trabajo, revisando nuestros resultados, a fin de buscar tener mejores proporciones que permitan mejores resultados. Por último, vamos a entender por qué hay que hacer medición o seguimiento este se logra con indicadores sencillos que no son más que relacionar variables que nos faciliten entenderlas y tener un mayor control de las acciones en la empresa.

 

 

 

METODOLOGÍA

En el desarrollo de este documento hemos empleado una revisión bibliográfica a manera de referencia de empresarios exitosos, emprendedores, las propias experiencias, así como la revisión documental para identificar los criterios y pasos para lograr desarrollar y construir un emprendimiento con bases sólidas de crecimiento.  

El primer paso en la búsqueda de la libertad financiera

Siempre que soñamos en ser independientes y autónomos, en disponer de más tiempo para nosotros y para nuestras familias lo debemos relacionar a un emprendimiento, a que podamos tener nuestro propio trabajo, nuestra autonomía y, de esta forma, generar nuestros propios ingresos. Mientras estos sueños se dan, a la vez estamos con muchos temores de las amenazas y dificultades que en el entorno existen. 

Si bien no podemos ocultar esas posibles amenazas que son no controlables para nosotros, que claramente están ahí, estas  se convierten en el mayor riesgo para lograr nuestros sueños, aunque difícilmente podemos evitar el impacto negativo de estas variables no controlables en nosotros  o nuestra empresa, es posible reducir su impacto,  pero pese a lo anterior: si es posible disminuir el impacto de esas  amenazas en nosotros o nuestras empresas, las situaciones o variables no controlables como los problemas de la economía, los problemas del medio ambiente, la pandemia actual que estamos viviendo,  la falta de servicios públicos, la falta de infraestructura, la competencia, los precios de mercado, la seguridad, entre otras variables no controlables, son cada vez más comunes en nuestro medio, aunque no podemos hacer nada para cambiarlas, si es necesario que nosotros aprendamos a identificarlas, conocerlas y disminuir los impactos negativos en nuestras finanzas, aprendiendo técnicas para construir estructuras empresariales más flexibles y dinámicas que permitan mantener a nuestros emprendimientos; es decir, una vez hemos identificado la variable la sensibilizamos en nuestra estructura y de esta forma vamos midiendo el nivel de impacto de la misma, a fin de ser proactivos o tener la iniciativa de anticiparnos a los movimientos de las mismas al interior de nuestras empresas. 

Es claro que hace 40 años el volumen de variables no controlables era mucho menor, ello hacía que un negocio o emprendimiento fuera más fácil de llevarlo adelante, que construir empresas no fuera tan riesgoso y que el nivel de conocimiento y formación sobre el entorno que se requería era mucho menor, hoy el entorno nos muestra que hay más variables no controlables que variables controlables, por eso hoy es de mayor riesgo y dificultad sacar adelante nuestros sueños de emprendimiento.  Pero no obstante todo lo anterior, es más costoso y riesgoso para nuestro futuro no hacerlo, renunciar a nuestro sueño por el temor de fracasar y de no lograrlo, perder la oportunidad de nuestras vidas. Es por ello que, para dar este primer paso, debemos pensar y ser diferentes, ser soñadores y tener claro lo que van a realizar, colocando toda nuestra atención, capacidad, voluntad, conocimiento y dedicación.       

Existen otras variables  que son las controlables, estas son las que dependen de nosotros, las internas, que sí podemos controlar nosotros, por ejemplo, para una empresa es controlable: a quién contrato, la definición de las funciones de las personas que se contratan, el salario pactado, los materiales que usa, los colores o características  de mi producto, si las máquinas las compro o las arriendo, entre otros, estas variables controlables son las que nos dan las posibilidades de construir una estructura administrativa y financiera para lograr afrontar esas amenazas del entorno, en ese propósito buscar esas amenazas no controlables convertirlas en oportunidades, puede ser una muy buena estrategia.  Las variables controlables que debemos tener identificadas, definidas, claras para nuestro emprendimiento son tres entre otras: 1) El conocimiento, autoformación o formación técnica (aunque se debe tener en cuenta que el desempeño académico no siempre tiene relación con el éxito profesional o empresarial, que es donde debe estar nuestra calidad de vida, por esa razón es determinante ) 2) La información específica del negocio que vamos a emprender, los detalles del proceso de prestación del servicio o de fabricación del producto, la competencia, los canales de acceso a los mercados donde esta nuestro producto,  los proveedores, las condiciones de calidad, el precio de mercado, entre otras variables del bien o servicio y 3) El capital de trabajo para iniciar el negocio. Este último en varias oportunidades se sobrepone a los dos anteriores y no debe ser así, hoy es posible iniciar un negocio con muy poco capital de trabajo, es claro que las dos anteriores deben primar sobre el capital de trabajo o el capital semilla para iniciar un emprendimiento como también se le llama. En la historia siempre ha sido posible y hay casos en que se ha dado inicio a muchas empresas sin capital de trabajo y se ha llegado a tener sólidos conglomerados empresariales y fortunas iniciando con los dos puntos anteriores.

Ahora, si definimos el emprendimiento como la necesidad en cada uno de nosotros para encontrar el futuro que soñamos, a través de nuestro trabajo autónomo o independiente, tendremos claro que para nosotros una necesidad es una acción que debemos hacer y llevar adelante.  Por esa razón quienes decidimos iniciar este reto debemos pensar y ser diferentes, ser soñadores y tener claro lo que vamos a realizar. 

Así,  la construcción de un plan,  definir y estudiar cuidadosamente cada alternativa o paso que debamos dar, es determinante para no equivocarnos, claro que si nos equivocamos debemos también estar preparados para volver a iniciar, seguros que con mayor experiencia, madurez y decisión, es así como se hace necesario darlo todo y buscar tener una ruta metodológica que nos permita lograr nuestro sueño, ello nos mantendrá lejos de ser  parte del 80% (es decir 4 de cada 5 emprendedores) de las personas que han emprendido y que después de unos años no están en su emprendimiento, han desistido, claramente porque no se han desarrollado los puntos 1 y 2.  El emprendimiento es la vía que debemos seguir para nuestra libertad financiera a través de la generación de ingresos alternativos o pasivos.  

Como dijimos, las empresas de hoy afrontan serias amenazas o variables de entorno que no se pueden controlar, porque es posible que, si hay poco conocimiento, esas variables del entorno se hagan más difíciles o determinantes en nuestra contra, tampoco podemos desconocer, ocultar e ignorar que esos riesgos están ahí, es así como esas variables no controlables inesperadas se han venido constituyendo en la principal causa de liquidación o desaparición de las pequeñas empresas. En Colombia existen, según Comfecamaras (Confederación de Cámaras de Comercio de Colombia informe anual 2020, ) 2.540.953, de las cuales las pequeñas y medianas empresas representan cerca del 96% de las empresas que hay en el país, lo que significa que el volumen de pequeñas y medianas empresas en nuestro país es muy importante, desafortunadamente  estas empresas solo producen el 36% de los Bienes y servicios de nuestro país, y emplean cerca del 67% de la mano de obra en nuestro país, lo anterior significa que en general las pequeñas y medianas empresas son poco productivas y las características de esta baja productividad a pesar de ser empresas de muchos años de existencia y que se encuentran trabajando estables,  son empresas que no tienen  bien definidos los puntos 1 y 2.

Es por esa razón que debemos en esta etapa de nuestro emprendimiento concentrarnos en la productividad: es la relación entre los medios utilizados para producir  y lo que se produce, es buscar producir más con menos, esta es la clave de la riqueza, del rápido crecimiento de las empresas,  si queremos ser más ricos debemos producir más con menos,  la productividad se debe identificar y es necesaria tener en cuenta porque es el motor que va a permitir la generación de valor (García Tirado, J, 2020)  y de  crecimiento de las empresas. Si tenemos claro el concepto de productividad, lo aplicamos de forma clara y organizada, vamos a llegar a la siguiente fase que es la generación de valor.

Desafortunadamente en nuestro país no todas las empresas generan valor. “Para lograr este importante motor de crecimiento debemos cumplir con la máxima financiera en la que la rentabilidad de nuestros activos debe ser mayor que el costo de las fuentes de financiación”.     (García Tirado, 2020) 

Para concretar

Los resultados se dan cuando definimos o concretamos metas cortas dentro de los objetivos a alcanzar, es la forma más sencilla de lograr resultados, siempre debemos fijarnos objetivos mínimos anuales, pero metas diarias, semanales o mensuales para alcanzar esos objetivos. A través de las proporciones o relaciones, puedo lograr medir mis resultados, por ejemplo, necesito 240 clientes anuales, esos podrán ser nuestro objetivo, mis metas serán 20 clientes mensuales, lo que significa que necesitaría 5 clientes semanales, así defino cuáles serán las metas semanales: 5 clientes. Ahora, si para lograr 5 clientes necesito contactar o llamar a 30 personas: desarrollaré un plan que le permita lograr su propia técnica, que le dé un mayor grado de efectividad o de conversión, de tal forma que tenga clara las proporciones que debo ir logrando o alcanzando cada día, cada semana, cada mes. Pero si en el tiempo, siento estancarme porque mi técnica solo me da para lograr 5 clientes semanales, reviso el plan, busco entender la técnica, estudio, detallo para innovar el proceso, diseño y pongo en práctica un plan y técnica mejorada, en donde cada meta cumpla con las proporciones para lograr aumentar los resultados.

Cuando logramos mejorar las proporciones y de hecho los resultados, vamos a ser más productivos, es el momento en el que nos vamos a sentir mejor por los resultados alcanzados, es así como nuestro ingreso mejorará, llegarán mayores utilidades, ese será el camino al crecimiento, a través del ahorro, la inversión, la generación de ingresos y así llegar a la generación de valor.  Diseñar y construir un plan, nos permitirá conocer al detalle lo que hacemos, mejorando cada uno de los pasos de nuestras actividades o acciones podremos intervenir, es aquí donde con esa claridad en lo que hacemos, necesitamos del conocimiento propio, de las asesorías, de los aportes de quienes tienen mayor conocimiento o experiencia en acciones puntuales o concretas de nuestro proceso para ir logrando mejorar cada uno. En conclusión, conocer el plan, sus procesos, mejorar nuestra técnica, revisando nuestros números para tener mejores proporciones lograremos mejores resultados.

 

Por último. la medición o el seguimiento se logra con indicadores sencillos que no son más que relacionar variables que nos faciliten entenderlas y tener un mayor control de ellas, siguiendo el ejemplo que traemos podemos encontrar como una relación puede ser mejor si aumento la relación inicial de 30 llamadas o contactos para lograr 5 clientes, es decir cuando divido 5/30 eso nos daría 16%, ello quiere decir que del 100% de los contactos realizados, he logrado un 16% clientes. Pero si en la relación, a partir del proceso descrito anteriormente y del plan a realizar para mejorar nuestra técnica, logro 9/30, esa relación multiplicada por 100, nos da 30%, ello lo interpretamos como que del 100% de los contactos realizados, logré el 30% de clientes. Es así como se miden los resultados, producto de la gestión del plan y técnica intervenidos o mejorados.   

Según García Tirado (2020) la productividad y la generación de valor están basadas en el cumplimiento en una empresa del objetivo Básico Financiero (OBF), que es la maximización del valor de la empresa, este es un concepto integrador y común, para todas las empresas con o sin ánimo de lucro, grandes o pequeñas, o en cualquier sector, su Misión y su Visión se deben centrar en la maximización del valor de las mismas. A su vez, los objetivos financieros de una empresa, no importa donde esté y a qué se dedique, son: 1) La maximización de la Rentabilidad del activo, que consiste en el aumento de las utilidades o en la disminución de los activos. En la medida de que una empresa tenga activos que roten o que tiendan a cero, la rentabilidad de su activo tendera a infinita, es decir será muy rentable. 2) La disminución de los costos de financiación, o la disminución del costo promedio de capital, lograr fuentes de financiación poco costosas y estables, garantizaran la generación de valor de nuestros emprendimientos. 3) La maximización de las utilidades, que se logra cuando aumentamos los ingresos partiendo de aumentar los precios o las cantidades vendidas, y a su vez, logrando hacer más eficientes o disminuir los costos, los gastos, planear los impuestos y el cargo pagado por la financiación; estas acciones aumentan o  maximizan  la utilidad 4) La gestión eficiente de la liquidez, a través de la administración de un flujo de caja que permita planear los ingresos y los egresos; de tal manera que los excedentes puedan ser invertidos para buscar excedentes y los déficit de caja sean financiados con la debida anticipación, para lograr que esta gestión apalanque la generación de valor.

Todo lo anterior determina la máxima financiera, para generar valor en una empresa, se requiere que la Rentabilidad del activo siempre sea Mayor al costo promedio de las fuentes de financiamiento. Entre mayor apalancamiento exista entre estas dos variables, mayor será la generación de valor en la organización, porque mayor es su productividad. He ahí la importancia de la productividad.

Esa es la razón por la cual quienes se financian a tasas muy altas, nunca podrán generar valor, porque no serán productivos y a su vez no podrán crecer, esta es una de las características más relevantes de la causa de la desaparición de las empresas en Colombia. La gestión financiera de una empresa es la generación de ingresos, en un marco racional de costos y gastos, financiamiento, planeación impuestos y distribución de utilidades, para alcanzar los objetivos de la empresa, este será el marco o parámetro para nuestro día a día de la gestión financiera, noten ustedes que el punto de partida a resaltar es la generación de ingresos como el motor de la gestión financiera.   Un emprendedor también debe conocer y tener presente que la información contable es el punto de partida para las finanzas, la contabilidad termina donde las finanzas inician, lo que significa que de la calidad de la información contable será la clave en el proceso de toma de las decisiones financieras, que permitan el crecimiento de las empresas.

CONCLUSIONES

En conclusión, debemos estar convencidos que, el emprendimiento es la alternativa más sencilla y posible para lograr nuestros propios ingresos que nos permitan alcanzar la libertad financiera; la base de un emprendimiento está en la productividad, la clave principal para incorporar y apropiar a nuestras iniciativas como emprendedores la productividad y la generación de valor está en el conocimiento, la autoformación, la formación Técnica aplicada.

El emprendimiento es el principal medio de crecimiento para nosotros, por eso debemos trabajar más duro en nosotros mismos, esforzarnos y dedicarnos, debemos convertirnos en personas de habilidades, de talentos, de liderazgo: ese es el reto de vida para nosotros. Debemos conocer nuestras habilidades blandas porque estas nos van a permitir, mantener nuestros emprendimientos y nos van a permitir ser un líder. Como emprendedores seamos arriesgados, intrépidos sin abusar de esa capacidad de ser arriesgados, bondadosos, pero no débiles, claros y directos, fuertes pero groseros, modestos, pero no tímidos. La modestia y la humildad nos ayudarán a fortalecer la autoestima, y estar orgullosos de nuestros logros, enfrentarse con la verdad, aceptar la realidad y prepararnos cada día para lograr que nuestra idea, ese emprendimiento, sea una alternativa de trabajo, de crecimiento laboral y profesional, generadora de  ingresos para nuestra vida.

 

 

REFERENCIAS

García Tirado, J (2020), Gerencia Financiera: UNA VISION PRACTICA PARA LA CREACION DE VALOR, Bogotá: Taller Cinco.

García, O (2019), Fundamentos de Administración Financiera, Bogotá: Prensa Moderna Editores.

Pascale R (2019), Finanzas para no financieros, Editorial Macchi, 4 ed,

Weston J F (2019) , Fundamentos de Administración Financiera, Mc GrawHill,

Robert Kiyosaki, El Cuadrante del Flujo del dinero

www.portafolio.co

www.banrepublica.gov,co

 

Johny José García Tirado 

Doctor En Administración, Universidad ALAS PERUANAS, Doctor of Business Administración DBA, Atlantic International University, Doctorado la Empresa en una Economía Internacionalizada, Universidad San Pablo CEU Madrid. Magister en Ciencias Económicas, Universidad Santo Tomas Bogota, Colombia. Magister en Gestión Financiera, Escuela de Organización Industrial, Madrid España. Especialista en Administración Financiera Universidad Católica de Colombia, Gerencia de Recursos Humanos y Alta Gerencia de la Universidad de los Andes Bogotá, Con experiencia en Administración, Gerencia Pública y docencia Universitaria de Posgrados durante más de 25 años. Entre otros cargos, Director Administrativo y financiero de la Fiscalía General de la Nación de la seccional Bogotá, Gerente corporativo de Planeamiento y control y Gerente Corporativo Financiero de la Empresa de Acueducto de Bogotá, Director de Posgrados Facultad de Economía Universidad Católica de Colombia, Rector Corporación Universitaria Taller  Cinco.