The importance of integrating knowledge in Higher Education, as a development tool in a productive context.

RESUMEN

El artículo pretende describir desde un contexto pedagógico la importancia en integrar herramientas, metodologías, saberes y prácticas en la formación de estudiantes para el fortalecimiento de las competencias profesionales en el marco de la Educación Superior. Fue empleada una revisión bibliográfica a manera de referencia de pedagogos, profesores, la revisión documental para identificar los núcleos problemáticos que se desarrollan en un contexto real de las disciplinas, así como procedimientos propios de la investigación y la metodología exploratoria propuesta. En este sentido, se busca argumentar la propuesta de estrategias pedagógicas enfocadas en competencias que integran asignaturas o saberes intra e interdisciplinarios buscando un impacto desde la experiencia en el desarrollo formativo de los estudiantes no importando su nivel, técnico profesional, tecnólogo o profesional universitario. 

 

ABSTRACT

The article aims to describe from a pedagogical context the importance of integrating tools, methodologies, knowledge and practices in the training of students for the strengthening of professional competences in the framework of Higher Education. A bibliographic review was used as a reference for pedagogues, teachers, the documentary review to identify the problematic nuclei that develop in a real context of the disciplines, as well as the research procedures and the proposed exploratory methodology. In this sense, it seeks to argue the proposal of pedagogical strategies focused on competencies that integrate intra and interdisciplinary subjects or knowledge seeking an impact from the experience in the formative development of students regardless of their level, professional technical, technologist or university professional.

INTRODUCCIÓN

Uno de los retos en la educación superior actual es formar profesionales que respondan a una necesidad empresarial de cualquier sector productivo desde sus desarrollos tecnológicos, las dinámicas administrativas y métodos productivos, los cuales se encuentran en constante evolución, y a lo cual los nuevos profesionales deberán responder sin importar su nivel de formación. Por ello, estructurar profesionales competentes y actualizados desde el hacer, con el conocimiento contextual que permita la innovación y la generación de nuevo conocimiento es una premisa de los objetivos de formación de las propuestas académicas. “La educación superior es esencial para crear la capacidad intelectual de producir y utilizar conocimientos y para el aprendizaje permanente que requieren las personas para actualizar sus conocimientos y habilidades” (Banco Mundial, 2003; Delors, 1996).

Dentro de este contexto, de formar profesionales cada vez más competentes e integrales en la educación superior, se plantea en muchos proyectos académicos de diversas instituciones educativas, estrategias curriculares que buscan integrar núcleos temáticos en momentos de formación definidos semestralmente para el logro entre los estudiantes de competencias profesionales, establecidas a partir de la identificación de situaciones problemáticas en cada área disciplinar en contextos reales. Este ejercicio pedagógico permite que se potencialicen y optimicen los tiempos de trabajo independiente y los recursos necesarios para dar solución a una “situación problema”[1], establecida y desarrollada como proyecto de aula.

Es por esto que, las estrategias pedagógicas en los proyectos educativos deben ir más allá de una integración básica de núcleos temáticos para el logro de los objetivos de formación planteados, es necesario integrar los procesos investigativos, las herramientas y plataformas en las cuales se desarrollan las actividades académicas planteadas, los componentes pedagógicos y las prácticas profesionales, que permitan la apropiación de las competencias por cada área disciplinar. Adicionalmente, uno de los aspectos importante es que los proyectos de aula se deriven de una interpretación de la realidad contextualizada de cada uno de los estudiantes, para fortalecer el proceso de aprendizaje logrando el desarrollo conceptual y procedimental propio del campo de formación. Esta estrategia integral permite una construcción del conocimiento por parte de los estudiantes basada en el Social Constructivismo[2] desde un modelo pedagógico y que lleva a una actualización y reflexión constante de su entorno productivo.

METODOLOGÍA

Fue empleada una revisión bibliográfica a manera de referencia de pedagogos, profesores, la revisión documental para identificar los núcleos problemáticos que se desarrollan en un contexto real de las disciplinas, así como procedimientos propios de la investigación y la metodología exploratoria propuesta en la estructuración de modelos académicos en la educación superior.

¿Porqué integrar saberes?

El integrar el conocimiento sin fragmentar cognitivamente los saberes, propone un nuevo paradigma para la educación superior, que busca potencializar y fortalecer el los aprendizajes desde contextos reales y que responda a los sectores productivos que lleven a estudiantes más competentes globalmente. En este sentido Rorgiers (2007), señala que “la integración de saberes se refiere al proceso que ocurre cuando entre otras cosas, el estudiante incorpora un nuevo saber a sus saberes anteriores, reestructurando su universo interior y aplicando los saberes integrados a nuevas situaciones concretas”. Esto se debe a que en la actualidad los problemas no pueden ser vistos de manera fragmentaria y descontextualiza por lo que estos deben ser planteados en un contexto planetario e integrando los saberes para solucionarlos (Morín, 2001; Rodríguez et al., 2016).

Desde esta perspectiva, la identificación de problemas se interpreta como aquellas situaciones problematizadoras, que son la clave para desarrollar la integración propuesta entre los procesos investigativos, las herramientas y plataformas en las cuales se desarrollan las actividades académicas planteadas, los componentes pedagógicos y las prácticas profesionales, que permita aplicar el saber adquirido y que lleva a resolver una situación problema: Estudio de un fenómeno, planteamiento de una innovación o dar solución a un problema existente. Es este último aspecto, es el que desde las instituciones de educación superior de carácter técnico y tecnológico adoptan estrategias para poder desarrollar los proyectos de aula que responde al aprendizaje basado en problemas (ABP)[3] y que se integran en los núcleos problémicos en las diversas áreas de formación.

Lo anterior sugiere repensar sobre aquellos aspectos que integran el sistema de conocimiento tanto a nivel macro, meso, como micro curricular planteados en los modelos curriculares desde su aplicación. La integración de saberes en cada momento de formación posiciona por tanto el papel de los sujetos dentro de esta estructura o contexto educativo, así́ como las formas de organizar y desarrollar dicha integración.

¿Cómo enseñar desde esta integración?

El “cómo” es el método utilizado por la Fundación Interamericana Técnica –  FIT, a manera de ejemplo y desde el contexto de la formación técnica, para lograr los objetivos de formación, es decir, como hacer para que los ambientes de aprendizaje, entendidos como aquellas plataformas en las cuales se desarrollan las actividades académicas propuesta en cada uno de los programas de formación sobre pasan lo que pueden ser el salón de clase tradicional, un curso sobre la metodología virtual, o presencial asistido por la tecnologías de las TIC, un taller desarrollado en el la estrategia pedagógica de integración para el logro de las competencias técnicas o una salida de campo vivencial de experiencias, el ejercicio académico de las prácticas empresariales, se desarrollen todas estas, sobre una misma temática o situación problematizadora que lleven a una verdadera potencialización de la formación, coherentes con cada momento de formación de los estudiantes y que a partir de un conocimiento básico se pueda integrar a procesos productivos en empresas  y no hasta cuando se termina su formación, estructurando de esta manera profesionales idóneos y contextualizados. Es preciso entonces que los espacios dispuestos para el desarrollo de las diferentes modalidades y metodologías educativas en la educación superior para el desarrollo de las competencias se enfoquen en potencializar las habilidades de aprender desde el hacer en contexto, que lleven al cumplimiento los objetivos formativos planteados, lograr el dominio de las competencias y construir conocimiento dada la transferencia de información desde la experiencia individual, socializada en talleres colectivos inter y transdiciplinarios que generen nuevo conocimiento en los estudiantes.

Para esto son mucho los caminos que pueden adoptar los estudiantes, a partir de las nuevas dinámicas pedagógicas de las metodologías distancia, virtual o presencial. Todo radica en la relación integración e interacción comunicativa establecida sobre el ecosistema comunicativo de la institución, entre los sectores productivos – empresa, el docente y el estudiante, diálogos reconfigurados mediáticamente flexibles, metodológicos y didácticos coherentes las necesidades educativas. Para esto, hoy en día los modelos curriculares requieren docentes con habilidades tecnológicas sin importar la modalidad de formación y asignaturas alineadas y coherentes con los requerimientos de los sectores productivos propios de cada área de formación, para de esta manera definir las estrategias de enseñanza y el material de apoyo que puede ser análogo o digital, según la disciplina y el contexto social y laboral de los estudiantes.

CONCLUSIÓN

En conclusión, la integración curricular entre entre los procesos investigativos, las herramientas y plataformas en las cuales se desarrollan las actividades académicas planteadas, los componentes pedagógicos y las prácticas profesionales potencializa la formación en un contexto real como respuesta a la necesidad empresarial, la cual, para su desarrollo y efectividad de la estrategia académica, esta debe complementarse a partir de las nuevas maneras de acceder a la información por parte de los estudiantes, por ello el apoyo de las herramientas tecnológicas con que cuentan las instituciones deben fortalecer y promover los encuentros sincrónicos personalizados en tutorías presenciales y virtuales con especialistas nacionales e internacionales involucrados en los contextos productivos empresariales, que faciliten el avance formativo de los estudiantes y el acompañamiento en el desarrollo de las soluciones de las situaciones problema planteadas en el aula. Esto lleva a replantear los formatos tradicionales evaluativos en la educación superior, a un sistema evaluativo progresivo constante y no para un momento, con la posibilidad de evaluar de manera parcial y acumulativamente y que responda a las competencias adquiridas.

El entorno del ambiente de aprendizaje debe ser hipermediático y que permita la interacción sincrónica que promueva no solo la comunicación participativa entre el docente y los tutores sino involucrar en el ecosistema a otros actores como conferencistas y personal idóneo de empresas con reconocimiento en los diversos sectores productivos.

REFERENCIAS

Centro Nacional de Desarrollo Curricular – CEDEC 7 elementos esenciales del ABP, recuperado de: https://cedec.intef.es/7-elementos-esenciales-del-abp/

Delors, J. (1996.) 1. “Los cuatro pilares de la educación” en la educación encierra un tesoro.:. Informe a la UNESCO de la Comisión internacional sobre la educación para el siglo XXI, Madrid, España: Santillana/UNESCO. pp. 91-103

Eusko Jaurlaritza (2015). Caracterización de la situación problema, Editorial Berritsegune Nagusia.

Hewitt, N. (2007). El proyecto integrador: una estrategía pedagógica para lograr la integración y socialización del conocimiento.. Psychologia: Avances en la disciplina. 1, 1.

Mariangeles Payer (2010). Teoría del constructivismo social de Lev Vygotsky en comparación con la teoría Jean Piaget,   recuperado de: http://www.proglocode.unam.mx/system/files/TEORIA%20DEL%20CONSTRUCTIVISMO%20SOCIAL%20DE%20LEV%20VYGOTSKY%20EN%20COMPARACIÓN%20CON%20LA%20TEORIA%20JEAN%20PIAGET.pdf

  1. Sc. Lourdes de la Caridad Cabrera Reyes, Universidad de Ciencias Médicas “Carlos J. Finlay”. Integración de saberes para el desarrollo de la competencia comunicativa, Camagüey, Cuba. crlourdes@iscmc.cmw.sld.cu

Monereo, C., Sánchez, S. & Suñé, N. (2012). La enseñanza auténtica de competencias profesionales. un proyecto de aprendizaje recíproco instituto-universidad. profesorado.Revista de curriculum y formación del profesorado. 16 (1), 79-101.

Zabalza, M. (2003). Enseñando para el cambio. estrategias didácticas innovadoras. actas del XII congreso nacional iberoamericano de pedagogía: cambio educativo y educación para el cambio.  Madrid: Sociedad Española de Pedagogía.

 

[1] Entendemos por situación problema aquella en la que un alumno o alumna, individualmente o en grupo, deberá́ articular un conjunto contextualizado de informaciones a fin de resolver una tarea determinada en la que la solución no es evidente a priori.  Es un tipo de ejercicio complejo que presenta un obstáculo, un desafío, cuya solución permitirá́ nuevos aprendizajes. Se trata de que el alumnado pueda construir la solución a esta situación problema, evitando contenidos disciplinares descontextualizados.  

[2] Constructivismo Social: es aquel modelo basado en el constructivismo, que dicta que el conocimiento además de formarse a partir de las relaciones ambiente-yo, es la suma del factor entorno social a la ecuación: Los nuevos conocimientos se forman a partir de los propios esquemas de la persona producto de su realidad, y su comparación con los esquemas de los demás individuos que lo rodean.   

[3] El modelo ABP,  permite que los estudiantes sean capaces de aplicar los conocimientos adquiridos  en el mundo real; usando lo que han aprendido para resolver problemas, responder a preguntas complejas y crear recursos y productos de calidad.

 

Jorge Enrique Jiménez Rojas 

Par Académico – MEN

Maestrante en Comunicación Corporativa

Especialista en Pedagogía y Docencia Universitaria

Diseñador Gráfico